Cuándo y cómo deberías publicar en las Redes Sociales. Guía para empresas

Si me pagaran un euro cada vez que un alumno o cliente me pregunta cuándo y cómo debe publicar en las redes sociales, ahora mismo estaría tumbado en una playa paradisíaca, con un daiquiri en una mano y un libro en la otra, mientras me río de mis tiempos de “pobre” (jajajaja).

La verdad es que es una pregunta que tiene fácil respuesta y fácil aunque laboriosa contestación.

“Tienes que publicar en las redes sociales qué y cuando más activo es tu público objetivo, suelo contestar.

“Sí, vale. Pero ¿Cuando he de publicar en las redes sociales” suele ser la respuesta.

Voy a ver si puedo dar una respuesta acertada.

Cuándo y cómo publicar en las Redes Sociales

El Marketing digital no es una ciencia exacta, ni nada que se le parezca.

Desde hace algún tiempo, supongo que debido a la cantidad de información inexacta que corre por ahí y a la burbuja marketera que hemos creado entre todos precisamente en la redes y en la web, noto que las consultas buscan recetas mágicas para triunfar.

Hay leyendas que explican, por ejemplo, el triunfo en su momento de empresas como Amazon.

Estas leyendas han llevado a creer a algunos que la web actual es la misma web que en 1994 (en aquella época Amazon se llamaba Cadabra y vendía unos pocos libros de Ingram Publishers), dónde éramos tan pocos que la información volaba de email a email y de IRC a ICQ.

El éxito de aquellos primeros negocios estaba fundamentado en el crecimiento paralelo del tráfico de Internet y con el crecimiento de aquellos negocios, partiendo de un grupo reducido, muy especializado y repartido por todo el mundo, que les sirvió posteriormente como “evangelizadores o prescriptores” de dichos negocios.

La entrada masiva de público en los últimos años del siglo XX y los primeros del XXI configuraron un escenario curioso: Los usuarios noveles pedían consejo constantemente a los que ya llevábamos un tiempo en la ya no tan nueva y exclusiva Internet, propiciando el ascenso meteórico de aquellos negocios online que ya conocíamos y usábamos.

Ese fue el inicio real del Marketing online, el final de una época de pioneros y el principio de la burbuja de las “.com

Por tanto, ésto nos enseña que el éxito inmediato y fugaz de muchas de aquellas empresas fue debido a factores que no tienen que ver con recetas mágicas, más bien con aprovechar un movimiento, una demanda, un nicho y hacerlo rentable mediante el consejo de lo que hoy llamos “influencers“.

Evidentemente, el actual marketing online puede ayudar y mucho, pero no hay recetas mágicas… Ninguna, sólo la experiencia.

Muy bonita la historia, pero ¿Cuándo y dónde publico en las redes sociales?

Muy bien, la razón por la que te he explicado esta pequeña historia del Marketing online es precisamente para que entiendas que, por mucho que leas por ahí que tal hora o cuál otra es la mejor para publicar, no tiene porqué servirte a ti.

A veces pongo como ejemplo un caso que tuve el placer de gestionar, hace ya unos cuantos años.

Una empresa que distribuye panadería precongelada y qué quería llegar a los hornos de barrio, de pueblo…vamos, a los de de toda la vida, y no conseguía resultados publicando a las horas típicas de más audiencia en las redes sociales.

Alguien les había aconsejado publicar en Facebook al mediodía y a partir de las 6 de la tarde, sin tener en cuenta si esa era la red y las horas más apropiadas para dicha empresa.

Un cambio de estrategia funcionó.

¿Cómo? Llegamos a la conclusión, tras hacer un minuciosos trabajo de investigación de mercado, que los dueños de esos pequeños hornos a los que se quería llegar a esas horas suelen estar durmiendo tras toda l noche elaborando pan.

La nueva estrategia se centró en localizar la actividad del sector en las redes, en aquel momento eran muy activos en Facebook y Twitter pero ¡Por las noches!.

Y el cambio de estrategia empezó a funcionar.

Por lo tanto, la moraleja es: Lo que le sirve a los demás no tiene por qué funcionarte a tí.

El único secreto que conozco en Marketing digital y, sobretodo en las redes sociales, es:

Asegúrate de tener algo bueno que ofrecer, busca a quién le pueda interesar y háblale en su propio idioma.

Parece que sea una respuesta obvia y vaga, pero es así.

Si crees tener una buen producto o servicio que mejora lo que ofrece la competencia, debes localizar a ese público al que pueda interesarle tu producto y explícarle, de forma que puedan entenderte, qué ventajas tiene y por qué deben comprarte a ti y no a los demás.

Para eso, debes dirigirte al lugar dónde se encuentre dicho público (en marketing y publicidad hablamos de Target o público objetivo) y publicar a las horas en las que más actividad en la red tenga dicho público.

Chiste de twiter

Vale, Muy bien ¿Por dónde empiezo?

A estas alturas debes pensar que soy un abuelete contando batallitas de Internet, la verdad es sí, soy un poco así jajajaja

Pero a ti lo que te interesa es saber por dónde empezar ¿verdad?.

Te voy a dar unos cuantos consejos.

Espía a tu competencia

La mejor manera de empezar y no dar muchas vueltas es conocer a tu competencia y su actividad.

Fácilmente tu competencia ya ha pasado por la fase en la que estás tú, así que es un buen punto de partida localizar a tu competencia directa, descubrir a qué horas y en qué redes publican ellos y hacer tú lo mismo.

Tendrás menos visibilidad, evidentemente, pero ahí ha de estar la pericia del equipo de comunicación de tu empresa para trasladar en mensaje de forma que destaque entre todo lo publicado.

Usa los grupos

Prácticamente todas las redes sociales tienen, de una forma u otra, un sistema de grupos de interés.

Los grupos o grupos de interés, para que me entiendas, son pequeñas redes sociales dentro de las redes sociales donde se discute de temas muy concretos: cine, música, política, viajes, series de tv… Seguro que incluso tu ya perteneces a alguno de Facebook o Linkedin.

Estos lugares son magníficos para lanzar tus publicaciones y mensajes, ya que los componentes de dichos grupos ya están interesados en el tema.

Así que localiza grupos relacionados con el tema que quieres abordar, de lo que vaya tu empresa…

¿Qué vendes bañadores y flotadores? Busca grupos sobre piscinas, sobre vacaciones veraniegas, sobre ropa y complementos de deporte.. ¿Ves por dónde voy?

En estos grupos el interés ya existe y si sabes como participar, cómo asesorar y ayudar, fácilmente escojan tus publicaciones y comentarios como referencia y, por lo tanto, tu producto, oferta y/o servicio en el momento de escoger.

No hagas lo de siempre, no funciona.

Para muchas empresas, y durante mucho tiempo, su idea de comunicación pasaba por un anuncio en un diario local, unos flyers fotocopiados y distribuidos en los parabrisas de un parking cercano o en los buzones de la zona y, por supuesto, el consabido catálogo o triplico con las ofertas vigentes.

Para muchas de estas empresas, la trasformación digital era:

  • Emails masivos (lo que hoy conocemos como spam)
  • Imágenes de su tríptico escaneado y publicado cada media hora en Facebook (otra forma de hacer spam)
  • Enviar mensajes privados en las redes a otros usuarios desconocidos con las mismas imágenes escaneadas (otra forma de hacer spam)
  • Publicar cada tanto tiempo “Oferta, un kilo de churros por 1 euro” ( y ya los más avanzados añadían “cómpralo ahora“, sin especificar dónde jajajaja)

Aunque aún hay gente que lo hace, cada vez hay más cultura al respecto y estos casos ocurren mucho menos.

¿La razón?

  • Más y mejor cultura de las posibilidades del medio
  • El hecho de que el spam es un delito tipificado por el código penal (supongo que unas cuantas multas habrá cambiado la actitud de más de uno).

El truco del éxito en la comunicación no es otro que el de comunicar (esto si que no te lo esperabas, ein?).

Hay una frase que utilizo mucho en mis cursos y es muy ilustrativa:A todos nos gusta comprar pero a nadie le gusta que le vendan.

Con esto ejemplifico un hecho patente: Todos estamos cansados de la publicidad.

En su momento huimos de la publicidad masificada en los medios tradicionales y sólo hemos conseguido masificar la web con más publicidad tradicional, consiguiendo los mismos resultados: Cansar.

Con esto no digo que tenga que dejar de hacer marketing y publicidad online, pero siguiendo los mismos preceptos que hasta ahora no conseguirás que tu mensaje llegue a tu público.

El camino es otro.

El camino pasa por escuchar a tus clientes, hablar con ellos, opinar y aconsejar.. En cierta manera (no quiero que te lo tomes de forma literal) debes ser su colega, ese amiguete que sabe mucho de algo y que confías en él cuando te aconseja algo.

Si consigues que tu público te vea así habrás hecho un jaque mate a tu competencia.

Apóyate en hechos

Aquello de “somos una empresa que está desde el año X…” o “nuestro producto es el mejor” no funciona per se, no sigas por ahí porqué no conseguirás nada realmente eficaz.

  • Explica casos concretos en los que tu oferta, producto o servicio han funcionado
  • Consigue opiniones de usuarios satisfechos que apoyen tus argumentos
  • Explica qué consiguen consumiendo tu producto
  • No te líes con descripciones técnicas a menos que tengas un público muy especializado
  • Ensalza el valor emocional de tu oferta pero sin usar tópicos manidos.
  • Y, sobretodo, usa el lenguaje que usa tu público. No es lo mismo explicar a otros abogados un servicio ad-hoc, que vender ofertas de vacaciones a un público general.

Todos estos recursos van a servir para que tu público entienda mejor lo que les explicas, las ventajas de tu oferta, de una forma mucho directa.

¿A qué esperas para tener un blog de empresa?

Éxito en blog corporativo

Está más que demostrado que un blog corporativo es la mejor y más eficaz herramienta para conseguir tráfico de calidad, tráfico de visitas que se interesan por lo que explicas.

Junto al email, parecen ser las dos herramientas más eficaces que se utilizan en marketing.

Tener un blog corporativo te dará una serie de ventajas imprescindibles para cualquier empresa:

  • Mejora la comunicación con tus clientes y usuarios
  • Acostumbra a tu público a visitarte
  • Da la posibilidad de conseguir una lista de personas interesadas en tu producto, oferta y/o servicio
  • Mejora la imagen de la empresa frente a los usuarios

Estos sólo son algunos ejemplos de lo que puedes conseguir con un blog corporativo, pero cuidado, no lo uses exclusivamente para vender, de hecho te aconsejo que no lo uses para vender.

El blog debe ser una herramienta de comunicación, de acercamiento, de promoción corporativa y sobretodo, una plataforma de información.

Está muy bien que expliques en tu blog que vas a lanzar un nuevo producto o que estarás presente en la feria de turno, pero no lo uses para vender constantemente tu oferta.

Una estrategia orientada a que tus clientes y usuarios te conozcan mejor es más útil.

Te pongo algunos ejemplos de tipos de publicación que sí funcionan:

  • Tutoriales relacionados con el uso de tus productos
  • Ejemplos de uso de tus productos
  • Noticias relacionadas con el sector y tu empresa
  • Artículos de opinión sobre las novedades del sector

Lo que no debes publicar nunca es:

  • Artículos de autobombo
  • Folletos publicitarios de tus productos
  • Críticas infundadas y poco éticas contra tu competencia
  • Las fotos de tus vacaciones en Menorca

Todo eso último, no sólo no le interesa a nadie, si no que pondrá en duda tu profesionalidad y la confianza en tu marca.

Si no sabes cómo poner en marcha tu blog, aquí tienes este artículo del consultor José Facchín dónde explica muy bien el proceso de poner en marcha un blog corporativo.

Te recomiendo que lo leas con interés. También te recomiendo complementarlo con estos dos artículos imprescindibles:

Recuerda utilizar el blog para crear publicaciones de interés y distribuirlas en las redes sociales… Y no esperes a que se haga todo sólo.

Arremángate y cúrratelo.

Por lo que más quieras, hazte una página de empresa

No es muy eficaz ir presentándote como empresa en las redes sociales si en ellas no dispones de una página de empresa.

La credibilidad, el mayor valor de reconocimiento que tienes en las redes sociales, se va al garete… y remontar una situación así es complicadísimo.

Te aconsejo que, como mínimo, tengas presencia corporativa en las redes dónde vas a actuar.

Hay algunas redes en las que creo que debes estar sí o sí, por la misma circunstancia de ser empresa:

  • Linkedin
  • Google+

La primera es por que creo imprescindible la presencia de toda empresa en dicha red. Es útil e, incluso, necesario.

En el artículo “10 consejos para triunfar en Linkedin como un profesional” te explico más extensamente por qué y qué debes hacer para conseguir relevancia en dicha red.

La segunda es una cuestión más de servicios que de utilidad social.

Es de todos conocido el potencial de Google+ para ayudar a posicionar en su buscador contenidos publicados en él, pero no sólo eso, también tendrás acceso a servicios como Google My Business, imprescindible para el posicionamiento en búsquedas locales.

Si no conoces este servicio de Google, te consejo el artículo “Google My Business ¿Qué es y para qué sirve?” del blog de la empresa IsocialWeb.

Madre mía, que rollo! ¿De verdad no puedes darme las horas que publica todo el mundo y ya?

Claro que puedo dártelas, de hecho lo voy a hacer, pero creo importante que uses esa información como referencia para empezar y que vayas probando, dependiendo de los resultados (aquí te va a venir muy bien usar Google Analytics para conocer la actividad de tu web).

Voy a tirar de infografía.

Según HubSpot.

Si hay una empresa de marketing de quién fiarse, además de la mía ;P, es Hubspot, así que es su infografía la que publico, ya que es la que me parece más acertada.

Infografia de cuando publicar en redes sociales según Hotspot

¿Más opiniones?

Claro que sí.

Te dejo una lista de enlaces que me han parecido interesantes para consultar:

Neil Patel: “¿Cuál es el Mejor Horario para Publicar en Redes Sociales?

Gemma Bataller: Las mejores horas para publicar en las redes sociales”

Ignacio Santiago: “6 claves para saber la mejor hora para publicar en las redes sociales”

Juan Manuel Péndola: “¿Cuál es el mejor horario para publicar en las principales Redes Sociales?

Lucas García: “¿Cuál es el mejor momento para publicar en redes sociales?”

Dara Fontein:El mejor momento para publicar en redes sociales

Conclusiones

Encontrarás muchísima información en la web sobre las mejores horas para publicar en las redes sociales, las estadísticas de efectividad, los días e incluso la cantidad y el tipo de información a publicar, pero no significa que debas seguirlo a pies juntillas.

Tu público objetivo y su actividad en las redes pueden coincidir con esos planteamiento o no, así que el mejor consejo que voy a darte es:

Escucha a todos pero no hagas caso de nadie. Usa la información a tu favor para personalizarla para tu sector, tu oferta y tu público.

¿Crees que me he dejado algo en el tintero? ¿Qué soy un pesado? ¿Qué no te he dado la receta mágica que buscabas?

Pues coméntalo y empecemos a hablar 😉

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *