Analítica Web

¿Para qué sirve la analítica Web?

Hoy quiero hablarte de analítica web ya que muchos alumnos y clientes me preguntan sobre ella y sobre cómo usarla.

Todos los usos de la Analítica web han de ser para mejorar tu web. 

¿Qué es la analítica web?

La analítica web es una herramienta importantísima para el marketing on-line, la usabilidad y el SEO

Consiste en recopilar datos de la actividad de tu web para así poder tomar decisiones de mejora en la consecución de objetivos.

Es decir, que para poder tomar decisiones de mejora y así conseguir los objetivos que te has planteado para tu web, primero debes saber que ocurre en ella y en eso los datos te ayudarán mucho.

La Analítica Web es el estudio estadístico de la actividad de la web y las decisiones de mejora a las que llegamos a través de sus datos.

 

¿Qué información ofrece la analítica Web?

Gracias a la Analítica web puedes saber cuestiones como:

  • Cuántas visitas tiene tu web.
  • Qué páginas han sido las más visitadas.
  • Cuánto tiempo ha estado un usuario en mi web.
  • Qué contenidos son los más exitosos.
  • De dónde vienen los visitantes.
  • Qué dispositivo usan para visitar la web.
  • Desde que fuentes llegan mis visitantes.

Todo esta información no servirá de nada si no la cruzas y las usas como métricas para conocer el comportamiento de tus usuarios.

Recuerda que la finalidad de la analítica digital es conocer mejor a tu usuario para que este convierta.

¿Qué es un objetivo y qué es un KPI?

Para que la Analítica web dé resultados útiles hay algo que debes hacer antes que nada: Definir objetivos.

Debes tener muy claro cuales son tus objetivos (qué quieres conseguir con tu web) y qué estrategia usarás para conseguir dichos objetivos, si no los datos de la analítica Web no pasarán de ser unas tablas de Excel sin ningún sentido práctico.

Estos objetivos debes convertirlos a KPIs. Los KPI o Key Performance Indicators, tienen como misión realizar el seguimiento y medir los objetivos de la campaña.

Por lo tanto es importante no confundir objetivos con los KPI’s

Como ejemplo, vas a ver algunos de los KPI’s más usados habitualmente en la Analítica para SEO:

  • Tráfico natural
  • Cantidad de Impresiones de tus anuncios SEM
  • Cantidad de Consultas
  • Cantidad de palabras clave entre las 10 primeras
  • Palabras clave que atraen más usuarios
  • Páginas indexadas por Google
  • Enlaces entrantes a tu web
  • El Page Rank de Google
  • Porcentaje de Conversiones

Por tanto, y de forma muy coloquial, los KPI’s no son más que las pistas que debemos investigar para ver si consiguiendo tu objetivo.

¿Qué es lo más importante en la Analítica Web?

Donde encontrarás la verdadera potencia de esta herramienta no es en los datos en sí mismos, será en las decisiones que podrás y deberás tomar en base a los datos obtenidos.  La interpretación de datos es vital en la analítica web.

Todas tus decisiones deben estar basadas en datos fiables y actuales. Así, si ves que tienes una tasa de rebote alta (los usuarios entran e inmediatamente salen de la página) debes entender que esos usuarios no están encontrando la información que esperaban, por ejemplo, y por tanto conviene analizar que está ocurriendo y resolverlo lo antes posible.

Por ello no te debes conformar con saber que ocurre en tu web. Debes decidir cual es la mejor manera, la más rápida y barata de mejorar y optimizar los resultados de la analítica y por tanto el ratio de conversiones (la consecución de objetivos).

Analítica Web

Cómo hacer una analítica web

El uso de la analítica web se concentra, básicamente, en las siguientes acciones:

Generar informes de datos

Se trata de la recopilación de datos interpretados, teniendo en cuenta los objetivos y sus KPI.
Esta información debe sencilla y directa.

Es importante que esté comentada destacando cuales son las métricas más importantes para conseguir los objetivos.

Puedes usar diferentes softwares para esta acción, destacando Google Analytics, aunque lo recomendable sea que uses más de uno para tener una mejor perspectiva.

Mejorar y/o optimizar la web

Aplicar los datos y convertirlos en decisiones de mejora es quizás lo más importante del proceso.
Recuerda que la analítica Web te va a descubrir que hacen tus usuarios pero no te va a dar información de lo que NO hacen.
Por eso es  importante no quedarse sólo en la superficie e intentar entender que está ocurriendo en la web.

A partir de estos datos vas a tener que tomar decisiones de cómo mejorar estos procesos de conversión que no se están produciendo, y eso lo conseguirás gracias a la interpretación de las métricas.

Hay que tener presente que cada analítica es única y que no podemos tratar de la misma manera todas las webs, ya que cada una tiene sus propias circunstancias.

Detección y corrección de errores

Este es último paso o acción y el que cierra el círculo. Debes ir haciendo correcciones y mejoras y volver a empezar.

La optimización de procesos no es un trabajo único: es continuado y constante.

Espero que os haya sido interesante el post y… ¡Comparte!.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *